Diario AHORA EL PUEBLO.- El Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del Consulado de Bolivia en Chile, coadyuva con al menos 40 connacionales afectados por el incendio de proporciones en el campamento Laguna Verde de Iquique-Chile, confirmó ayer el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco.

El siniestro que se originó en la tarde del lunes arrasó con al menos 30 viviendas construidas con material ligero, dejó en la calle a aproximadamente 80 personas, de las que el 70% son compatriotas bolivianos.

De acuerdo con el reporte de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), el fuego se propagó rápidamente debido al material ligero (construcción de madera) que fue casi imposible controlar por el difícil acceso y la falta de agua en el lugar. Aún se investiga qué podría haber ocasionado el incendio.

El viceministro Blanco anunció que enterado del siniestro, desde la Cancillería se instruyó al Consulado en Chile hacer el relevamiento para establecer cuántos connacionales son los afectados, qué es lo que necesitan e iniciar la coordinación para encaminar la cooperación desde el país.

La autoridad expresó su agradecimiento al municipio de Iquique y a los bomberos por habilitar un albergue provisional en instalaciones de la unidad educativa España, donde están ubicadas 80 personas, de las que el 70% son compatriotas bolivianos.

“Por el momento se han identificado a 40 compatriotas y estimamos que cerca del 60% y 70% de los afectados sean bolivianos que trabajan en Chile. En este momento, nuestro Consulado General está contactando a cada una de las familias de los damnificados para poderles coadyuvar primero con la documentación que requieren para estar nuevamente con los documentos necesarios”, sostuvo en declaraciones al noticiero Telepaís, de Unitel.

El Viceministro informó que afortunadamente no existe ningún connacional herido por el incendio, aunque sí se tiene que lamentar la pérdida de todas sus pertenencias.

Sobre la coordinación, Blanco dijo que se tomó contacto con la dirigencia de la colectividad boliviana para precisar las necesidades más urgentes y la colaboración que sea necesaria.