Por Paulo Cuiza / LA RAZON.- En su intervención en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el presidente Luis Arce denunció hubo un golpe de Estado en Bolivia que involucró a actores nacionales e internacionales, y que el compromiso de su gobierno es que se haga justicia por las muertes, heridos y detenidos de 2019.

“Nuestro compromiso con el pueblo boliviano es que se haga justicia por las 38 vidas perdidas, por los cientos de heridos, detenidos, por los perseguidos, asilados y exiliados; por las graves violaciones a los derechos humanos que se ejecutaron durante un gobierno de facto”, aseguró en alusión al gobierno de la presidenta Jeanine Áñez.

Durante su intervención mencionó que el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) identificó que en Bolivia se cometieron “graves violaciones de derechos humanos, masacres y ejecuciones sumarias”.

Dos días después de la dimisión del expresidente Evo Morales, Áñez tomó el poder como resultado de una reunión extralegislativa y sin cumplir con las normas y el Reglamento de Debates del Senado. Dos días después aprobó en gabinete el decreto que eximía a los militares de responsabilidad penal por acciones de restablecimiento del orden público.

Fuerzas militares y policiales intervinieron una protesta en Sacaba el 15 de noviembre con 10 muertos por bala y decenas de heridos. Cuatro días después, en Senkata, otra intervención acabó con 10 muertos y decenas de heridos de bala. El GIEI calificó esos hechos de masacre.

Arce acusó al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, de haber participado del golpe de Estado, junto al apoyo del expresidente argentino Mauricio Macri, quien envió 70.000 pertrechos antimotines la madrugada del 13 de noviembre al gobierno de Áñez, horas después de que tomara el poder. También mencionó a la Unión Europea.

De la ruptura democrática participaron “políticos que en las urnas no cuentan con el respaldo del pueblo, malos efectivos de la Policía y FFAA, comités cívicos, la jerarquía católica y medios de comunicación hegemónicos”, denunció en el foro mundial.

Destacó que Bolivia recuperó su democracia en octubre de 2020 “gracias a la unidad, lucha y conciencia del pueblo boliviano, ratificada en las urnas”.

Arce ganó las elecciones con más del 55% de la preferencia electoral.

Áñez, exministros de Estado y exjefes militares cumplen detenciones preventiva y están acusados de varios delitos por los hechos de noviembre de 2019. Está en trámite un juicio de responsabilidades contra la exmandataria.

https://www.la-razon.com/nacional/2021/09/23/arce-asegura-en-asamblea-de-la-onu-que-se-debe-hacer-justicia-por-los-38-muertos-en-el-gobierno-de-anez/