En plena pandemia, la Trata y Tráfico de Personas no se detuvo

ABI.- La directora nacional de Trata y Tráfico de Personas del Ministerio de Gobierno, Carola Arraya, informó este martes que los traficantes mejoraron sus prácticas ilícitas para captar a sus víctimas durante la pandemia por el coronavirus.

“Pese a las investigaciones de personas desaparecidas que hace el Ministerio Público y las divisiones de Trata y Tráfico a nivel nacional, este negocio ha mejorado sus prácticas de captación y lugares donde son dirigidas las víctimas, en muchos casos al exterior, sacándolas por las fronteras que son extensas y que permiten el paso ilegal de grupos que cometen este ilícito”, dijo en una entrevista televisiva.

Agregó que las redes sociales son el medio por el cual ahora los traficantes de personas captan a sus víctimas, siendo que un alto porcentaje de jóvenes, niños y adolescentes pasan más horas al día navegando en internet a raíz de las clases virtuales.

“Lamentablemente la presencia de esas personas con fines delincuenciales está presente por las redes sociales con ofertas de trabajo, solicitudes de amistad y generan confianza con quienes, durante muchas horas están en las redes, llegando a citarlos en algún lugar o directamente ya se les ofrece trabajar como dama de compañía en el caso de mujeres, con ofrecimientos de sumas altas de dinero”, indicó.

Arraya explicó que la trata de personas se da principalmente para dos áreas: la explotación sexual y la explotación laboral donde, de un 100%, el 70 corresponde a mujeres y 30 a varones.

Los hombres son captados para la explotación laboral en diferentes sectores, ya sea al interior o exterior del país; y en el caso de las mujeres, una parte para la explotación laboral, y en mayor cantidad, para la explotación sexual.

Dijo que El Alto es una de las principales zonas de acción por la manera en que se generan las actividades en lenocinios y casas de cita, donde se realizaron varios operativos en coordinación con diferentes instituciones.

FBS / Agencia Boliviana de Información
ABI. Derechos Reservados. 1996 – 2021

También te podría gustar...