LA RAZON.- Si Bolivia exporta carne al ritmo de los primeros meses de este año hasta julio se acabará el excedente y se pondría en riesgo el abastecimiento interno y la propia exportación, por ello se habilitó el Certificado de Abastecimiento Interno y Precio Justo, explicó el ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca.

Según los datos, la producción cárnica alcanza las 284.196 toneladas anuales, de las que 225.920 demanda el consumo interno y 16.009 toneladas, sin hueso, están como excedentes y pueden ser exportadas. En los primeros tres meses se exportaron 9.905 toneladas.

“Si seguimos exportando al ritmo de los primeros meses llegaron hasta julio” los excedentes de producción de carne, advirtió y descartó que se haya suspendido las exportaciones como lo había anunciado el ministro de Desarrollo Rural, Remmy Gonzales.

Lee además: El Gobierno retrocede y niega suspensión de la exportación de carne

Lo que pasará es que con la habilitación del Certificado de Abastecimiento Interno y Precio Justo las exportaciones estarán condicionadas al abastecimiento interno. A partir de mayo será exigido ese documento, mientras que las exportaciones en curso seguirán.

“No podemos correr ese riesgo de que a julio no tengamos carne para exportar ni para el consumo interno”, advirtió en una entrevista con la red Cadena A.

Lee además: Bolivia suspende exportación de carne de res para garantizar abastecimiento interno

Huanca planteó que se debe trabajar, principalmente, con los pequeños productores en mejorar el rendimiento del ganado, porque actualmente es de 220 kilos cuando en la región está por los 240 kilos por cabeza de ganado.

Ante este panorama, Huanca consideró que no hay motivos para el paro anunciado por los carniceros.

China es uno de los principales destinos de la carne boliviana. Huanca reconoció que hay una alta demanda del producto nacional.