Ministro promete demostrar ‘científicamente’ quiénes causaron la muerte del estudiante de la UPEA

La Razón Digital / Ángel Guarachi / La Paz.- Ante la desconfianza y susceptibilidad que generó el examen forense que estableció que el estudiante de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) Jonathan Quispe Vila murió a consecuencia del impacto de una canica de vidrio, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que se demostrará “científicamente” quiénes causaron ese deceso.

La hipótesis que tiene el Gobierno es que el impacto de canica de vidrio que segó la vida del joven vino desde la pasarela que se encuentra cerca de un exsurtidor y la Cruz Papal, es decir, desde el mismo lugar donde se encontraba la multitud de manifestantes el 24 de mayo.

“Científicamente vamos a demostrar quiénes han provocado esta muerte”, aseguró Romero durante una entrevista al Programa El Pueblo Es Noticia que se emite por Bolivia Tv.

Dijo que las pruebas serán para demostrar a quienes lo responsabilizan a él y los jefes policiales de El Alto de la muerte del joven que están mintiendo. Puso como ejemplo a actores políticos que se han reunido con autoridades de la UPEA.

Informó que hay retratos hablados de los posibles sospechosos, declaraciones testificales e informes de laboratorio, además de pruebas documentales, entre otros, que darán luces en la investigación y ayudarán a esclarecer la muerte del joven.

El informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) estableció que el joven murió por un shock hemorrágico que le causó una laceración cardiopulmonar, traumatismo torácico abierto por un objeto perforante, en este caso una canica, recordó Romero.

Reiteró que a través de una autopsia se pudo extraer del pulmón de Quispe la canica que le ocasionó la muerte. Según Romero, el acto procesal se desarrolló “a la vista” de la secretaria General de la UPEA, Virginia Vargas Moreira, y otros representantes de esa casa de estudios superiores y familiares.

En la víspera, fue enterrado Quispe en el cementerio de la zona de Villa Ingenio en El Alto, en medio de pedidos de justicia de los familiares y amigos.

“No hay discusión acerca del factor que ha provocado la muerte y cuál es la causa de la muerte”, insistió y acusó a la abogada de la familia de la víctima, Paola Barriga, de sembrar mentiras sobre el objeto que segó la vida el estudiante y pidió que se retracte.

VIDEOS SERÁN CLAVE PARA IDENTIFICAR AL AUTOR DE MUERTE DE UNIVERSITARIO

Los estudiantes de la UPEA durante la movilización del jueves.
Foto: APG

Roberto Medina Buezo / Cambio.- Investigadores de la Policía y del IDIF procesan las grabaciones de los videos de vigilancia que registraron todo lo acontecido durante la movilización de estudiantes de la UPEA, el jueves, para identificar a la persona que disparó la canica de vidrio que ocasionó la muerte del universitario Jonathan Quispe Vila.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, señaló en el programa El pueblo es noticia, de BTV, que ya se tienen los registros de varias cámaras de videovigilancia y que ese material se procesa para hallar más pistas.

“También fueron elaborados retratos hablados, se tiene declaraciones testificales, el informe de laboratorio, pruebas documentales y otras evidencias que irán emergiendo en el transcurso de la investigación. Todos los medios a nuestra disposición serán activados para esclarecer este hecho criminal contra el universitario”, aseveró.

Reiteró que se hará uso de todos los procedimientos investigativos para determinar las causas de la tragedia. “Lo haremos no especulando como la oposición, que acusa a la Policía y al Gobierno. Científicamente vamos a demostrar quién o quiénes provocaron esa muerte”, dijo.

Movilización y muerte

El jueves por la mañana, estudiantes de la UPEA protagonizaron una movilización en la Ceja para exigir mayor presupuesto.

Según Romero, algunos universitarios subieron al puente del distribuidor y empezaron a agredir a los efectivos de la Policía, que estaban a la altura del peaje, lanzando piedras y petardos.

Romero indicó el viernes que los uniformados dispersaron a los casi 300 estudiantes con gases lacrimógenos y los hicieron retroceder, pero se reorganizaron en la avenida Juan Pablo II y otro grupo subió a una pasarela y volvió a arremeter contra los policías.

Los gases hicieron que los manifestantes retrocedan nuevamente e ingresen a una calle para reunirse en la avenida Martín Cárdenas, paralela a la avenida Juan Pablo II, de la zona Ferropetrol, donde está el edificio de la Procuraduría General del Estado.

El informe de la Policía estableció que cuando los estudiantes retaban a los policías, una canica de vidrio, impulsada por un petardo, impactó en el cuerpo de Jonathan Quispe Vila, se alojó en su pulmón y le causó la muerte.

“Los investigadores ya requirieron las imágenes de la Procuraduría, domicilios, negocios y oficinas, que registraron con sus cámaras de videovigilancia todo lo acontecido”, detalló.

Mentiras y acusaciones

El titular de Gobierno recordó que la abogada Paola Barriga y una de las funcionarias de la UPEA, quien estuvo presente en la autopsia, aseguraron por separado que los policías mataron al estudiante con una bala perforante, luego dijeron que era un balín, después un perdigón.

“La abogada Barriga dijo que incluso se usó armamento en la movilización, luego de que el Gobierno adquirió armamento de represión de Venezuela; todo es mentira. Si tiene ética, que se retracte. Hay personas que trabajan en cómo hacer aparecer un muerto y responsabilizar al Gobierno, es uno más de los episodios que año tras año están con la misma estrategia, son títeres movidos por hilos de la Embajada de Estados Unidos y están a su servicio. La Policía trabaja intensamente, daremos con los responsables de la muerte y estableceremos el mecanismo que impulsaba las canicas”, manifestó.

También te podría gustar...