La Casa Grande del Pueblo en La Paz será inaugurada el 21 de junio

Por Fernando del Carpio Z. / Cambio.- La entrega definitiva de la Casa Grande del Pueblo está prevista para el 21 de junio, día en que se celebra el Año Nuevo Andino-Amazónico, mientras que la provisional se efectuará el lunes 21 de mayo.

A fin de hacer conocer algunos ambientes del edificio, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, realizó la tarde de ayer un recorrido por la construcción con dirigentes de los movimientos sociales y medios de comunicación.

Toda la obra, incluida la fina, está lista, sólo resta el equipamiento y mobiliario para que se pueda ocupar.

El recorrido comprendió el helipuerto, en el piso 26, así como el piso 23, donde estará el despacho presidencial y uno de los salones más hermosos —el Illimani— desde donde se observa el majestuoso nevado paceño.

En el piso 21 se desarrollarán actos protocolares, como la entrega de cartas credenciales, y también funcionará una sala de prensa; en el 13 se efectuarán las reuniones de gabinete de ministros; mientras que en el 4 se encuentra el auditorio con una capacidad de 922 personas sentadas.

Bajando del primer piso, en el subsuelo está el recinto que albergará a los Colorados y a la guardia presidencial, con ambientes para unas 80 personas, donde los efectivos tendrán todas las comodidades.

“Faltan algunos detalles, es una visita que hemos hecho con ustedes (periodistas) y dirigentes para mostrar lo que es la Casa del Pueblo, para que vean lo que va a significar este edificio para el urbanismo paceño”, remarcó.

Anunció que los próximos meses el edificio estará plenamente habilitado. Luego resaltó que “el helipuerto tiene una hermosa vista de la ciudad, estará abierto los fines de semana, los sábados, para que las familias, turistas, y todos puedan disfrutar de esta hermosa vista”.

Reacciones

“Nos parece una obra muy importante que aporta al desarrollo de La Paz y del país”, dijo José Domingo Vásquez, principal dirigente de los trabajadores petroleros, quien se mostró impresionado con el auditorio, así como con el amplio despacho presidencial y la sala de gabinete.

Segundina Flores, ejecutiva nacional de las ‘Bartolinas’, manifestó que es una obra fruto de la recuperación de nuestros recursos naturales y de la lucha del pueblo boliviano. Sobre los cuestionamientos de la oposición de que es una obra ostentosa en medio de necesidades, Flores dijo que lo hacen por “envidia porque gobernaron tantos años y nunca mostraron este tipo de obras”.

“Hoy nuestro hermano Evo y las bases lo hicimos con el sacrificio del pueblo boliviano, es la Casa del Pueblo, es de todos”, señaló.

La construcción del edificio empezó en 2015 y llegó a emplear a más de 400 personas en una de sus etapas.

Con características de la arquitectura tiwanakota

La Casa Grande del Pueblo rescata las características de la arquitectura tiwanakota de solidez, sencillez, monumentalidad y simetría.
El edificio de 29 plantas y un helipuerto, según una publicación del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), toma como base al templo de Kalasasaya.

Destaca la morfología de la Puerta de la Luna, con dos columnas que dan la impresión de integración entre la tierra y el cielo.
De la estructura sobresale el auditorio principal, en el que se representa la gestación del proceso de cambio, el surgimiento del nuevo Estado Plurinacional y la Revolución Democrática y Cultural que vive el país desde el 22 de enero de 2006, cuando asumió el presidente Evo Morales.

La nueva infraestructura se convertirá en el “símbolo mayor del Estado Plurinacional y estará cimentada en los principios ancestrales del ama qhilla, ama llulla y ama suwa, que muestran el vigor de nuestras naciones y pueblos indígenas originarios campesinos, comunidades interculturales y afrobolivianos”, dice el boletín.

Prioridad nacional

La Ley 313, promulgada el 7 de diciembre de 2012, declaró como prioridad nacional la construcción de la Casa Grande del Pueblo. En tanto que el Decreto Supremo 1761, del 9 de octubre de 2013, autorizó la construcción del edificio, por lo que la obra se financió con recursos del Tesoro General del Estado.

“Es un espacio que se está trabajando con mucha dedicación, con mucho empeño y gran cuidado en cuanto a los detalles, eso es lo importante, estará abierto a todos los sectores populares”, señaló el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada

También te podría gustar...