Nicolás Quiroga declarado culpable de asesinato de Martín Pablo Anze “por ser boliviano”

RESUMEN, PILAR, ARGENTINA.- El juicio contra Nicolás Quiroga de 19 años, acusado de asesinar a Martín Pablo Anze (22), comenzó el 3 de abril y el destino que correrá el asesino fue decidido por un jurado popular hoy. Por unanimidad en el juicio por jurados, los 12 miembros lo declararon culpable, por lo que será ahora la jueza Marcela López quien decida la pena del homicida. Aunque la fiscal María Inés Domínguez solicitó 21 años de prisión, los familiares de Anze aseguraron que podría recibir entre 15 y 18 años.

Martín Pablo Anze

Durante la primera jornada del juicio el joven se declaró inocente, aunque admitió haber asistido a la fiesta en la que ocurrió el trágico hecho. “Soy inocente”, fueron las palabras de Quiroga a las que le siguieron las explicaciones sobre su presencia en la fiesta que, a pesar de haber estado allí, afirmó que no participó en el crimen de Anze, asesinado a golpes en Pedro de Mendoza y Garibaldi en el barrio Peruzotti, el pasado 1 de enero de 2017.

Martín fue golpeado con una botella de cerveza y, posteriormente con un bate de beisbol de forma brutal. Un agente de la policía Bonaerense que acudió al lugar tras el llamado al 911 afirmó que no pudo ver a la víctima puesto que había sido trasladada al Hospital Sanguinetti, en donde falleció poco después.

La hermana de la víctima, Dilma, afirmó a este medio que a su hermano la había matado “por ser boliviano”. Además, aseguró que su madre logró hablar con su hermano antes de que éste falleciera pero que nadie la había convocado como testigo del caso. “Ella vio a Martín y él le dijo, antes de llegar al hospital quién le había hecho eso. Él lo dijo. A nadie le importó escuchar lo que mi mamá sabía”, le afirmó a Resumen.

Durante la audiencia del jueves, a cargo de la jueza Marcela López, del Tribunal Oral Criminal 5 de San Isidro, la fiscal María Inés Domínguez pidió a los ciudadanos que declaren a Quiroga “culpable” del delito de “homicidio simple agravado por la participación de un menor de edad”. Tras repasar las declaraciones, pudo afirmar que Quiroga era culpable, aunque no pudo demostrar que el crimen fuese por su nacionalidad ya que nadie habló de “un odio por tema racial”, pero que sí se trataba de un joven violento.

La defensa del imputado solicitó que sea declarado no culpable luego de cuestionar a los testigos e indicar que el asesino real sería el menor, de 16 años, que será juzgado en un tribunal de menores.

“Todavía estamos esperando. El jurado no se está poniendo de acuerdo para llegar a un veredicto. Tenemos miedo de que lo declaren inocente”, dijo Dilma Anze a este medio en horas de la tarde, previo al veredicto.

También te podría gustar...