Políticos, periodistas y abogados de Bolivia son manejados por la embajada norteamericana, denuncia el Gobierno

dav

La Paz, 4 de abril (ANF).- El ministro de Gobierno, Carlos Romero, señaló que 10 dirigentes políticos, periodistas y abogados “de extrema derecha” dominan las acciones del líder de Adepcoca, Franklin Gutiérrez, opuesto al MAS. Todos ellos estarían, a su vez, bajo control de la embajada de EEUU.

Romero expresó que Gutiérrez, que en el pasado era afín al oficialismo, pero que empezó a distanciarse tras la aprobación de la ley general de la coca, “es un prisionero de la embajada de EEUU”.

El ministro citó que quienes manejan o protegen las actividades del líder cocalero son Samuel Doria Medina, líder de UN; Carmen Eva Gonzales, Arturo Murillo y Wilson Santamaría, legisladores opositores; Waldo Albarracín, rector de la UMSA; Iván Arias, activista; Andrés Gómez, periodista; Williams Bascopé y Carlos Bort, abogados; y Marcos Fuentes, legislador opositor departamental.

Todos ellos, dijo el ministro, son dirigidos por la embajada de EEUU para que, a su vez, controlen a Gutiérrez. El Gobierno respaldó en el pasado al dirigente cocalero, pero una vez que éste empezó a criticar la ley de la coca fue considerado como “manipulado por la derecha”. En sentido aparentemente contradictorio, la autoridad explicó también que Gutiérrez financia a Santamaría para que éste lo respalde en el Legislativo, y a Arias para que dé cursos de formación política en Yungas.

JUICIO CONTRA LOS QUE SE OPONEN A LA ERRADICACION DE COCALES ILEGALES

La Paz, 4 abr (ABI).- El ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció el miércoles que presentará una querella penal contra aquellos grupos que impiden la erradicación de coca ilegal en los Yungas de La Paz.

“Es una querella criminal que estamos presentando contra los dirigentes que firman un voto resolutivo en la que conminan a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) a abandonar los Yungas y que no permitirán la erradicación de coca ilegal”, dijo en una conferencia de prensa.

La autoridad adelantó que la querella será interpuesta en contra de los dirigentes Eleuterio Mamani, Edgar Bautista, Fidel Callisaya y Yeri Rodríguez por los delitos de obstrucción al ejercicio del servicio público, tipificado en el ordenamiento penal.

“No vamos a permitir de ninguna manera que se altere, se conspire, impida o restrinja el trabajo de erradicación de coca ilegal, porque es una responsabilidad de Bolivia con la comunidad internacional combatir la actividad ilegal vinculadas al narcotráfico”, advirtió.

Romero señaló que existen cultivos ilegales de coca en La Asuntas y otras zonas de los Yungas, por lo que la FTC permanecerá en la región -dijo- en el marco de la Ley General de la Hoja de Coca.

Por su parte, el viceministro de Régimen Interior y Policía, José Quiroga, develó los vínculos del dirigente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Franklin Gutiérrez, con la derecha política que despliega una campaña contra la administración del presidente Evo Morales.

Denunció que la oposición de Gutiérrez a la vigencia de la Ley General de la Hoja de Coca es una excusa para “esconder en el fondo, una movilización de carácter política”.

Quiroga dejó en claro que Gutiérrez, en el ejercicio de sus derechos y la vigencia plena del sistema democrático en el país, tiene derecho a representar a un movimiento político con vínculos con la “derecha radical”.

Según esa autoridad, Gutiérrez tiene vínculos con Carlos Börth, Samuel Doria Medina, Carmen Eva Gonzales, Wilson Santamaría, Iván Arias, Waldo Albarracín, Andrés Gómez, Williams Bascopé, quienes expresaron manifiestos públicos de apoyo técnico, jurídico y otras acciones en contra del Gobierno.

También te podría gustar...