Bolivia demolió ante los jueces de la Corte Internacional los olvidos, falacias, mentiras y soberbias de Chile

Por Fernando del Carpio Z. /DIARIO CAMBIO.- El presidente en ejercicio Álvaro García Linera calificó ayer el cierre de los alegatos de Bolivia como una “demoledora exposición de argumentos y hechos jurídicos que han desmoronado el endeble edificio de contraargumentación chilena”. Contraargumentos basados, según García Linera, “en olvidos, falacias, mentiras y soberbias de parte de la delegación chilena”.

En la dúplica que comenzó a las 04.00 y concluyó a las 07.00, hora boliviana, el equipo jurídico boliviano, con la participación de los seis juristas internacionales, el coagente Sacha Llorenti y el agente Eduardo Rodríguez Veltzé, incidió en los alegatos expuestos por Chile, el jueves y viernes.

García Linera destacó que de manera concéntrica y muy bien articulada la delegación boliviana mostró la continuidad de los ofrecimientos que reiteradamente hizo Chile a lo largo de 139 años.

El otro eje de argumentación de los abogados tiene que ver con rebatir la defensa ligera que hizo Chile y la levedad con la que trató el conjunto de documentos oficiales escritos en 1895, 1920, 1960 y 1975 de ofrecimientos para una salida soberana al mar de Bolivia.

García Linera sostuvo que le agradó mucho que uno de los juristas de Bolivia haya desnudado la flagrante contradicción chilena cuando en el juicio que tuvo con el Perú, Chile exhibió unos documentos entre ambos países de 1952, y que en ese momento los mostró como documentos que ejercían derecho e imponían un conjunto de obligaciones.

“Años después, la delegación chilena tiene que dar pasos para atrás, contradecirse, morderse la lengua quitándole vigencia a este conjunto de documentos que ejercen una obligación de derecho y de compromiso”, apuntó.

IMPECABLE EXPOSICIÓN

El mandatario en funciones también señaló que la delegación boliviana sacó a relucir su artillería para reivindicar la fuerza jurídica de las declaraciones de la OEA, de los embajadores chilenos de 1983, 1984, 1987 e incluso del ex secretario general del organismo José Miguel Insulza, de resolver la demanda marítima boliviana.

“Impecable la exposición de los abogados bolivianos en lo jurídico, histórico y lógico, y en tres horas hemos visto caerse como un castillo de arena las argumentaciones que a lo largo de la anterior semana hizo la delegación chilena”, subrayó e indicó que nuestra cualidad marítima, por  historia y por derecho, se mantiene.

Chile nunca dejó de ofrecer mar

“Hemos demostrado que Chile, antes de la firma del Tratado de 1904 y después, ofreció formal, oficial y documentadamente a Bolivia una salida soberana al Pacífico”, manifestó el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, en la conferencia de prensa que dio en el Palacio de Gobierno.

Al responder a un periodista chileno, calificó como “desesperadamente agresivas” las declaraciones del canciller Roberto Ampuero de que la soberanía no se toca, además de “impertinentes en cuanto a la intromisión en asuntos internos de Bolivia”.

“La delegación chilena ha perdido toda la compostura diplomática posible y eso habla de su desesperación; no cabe duda de que el golpe jurídico que ha recibido es de tal magnitud que no ha quedado más que esta agresividad y este ejercicio de antidiplomacia verbal. Lamento, quien queda mal es Chile (…) frente a la posición firme, sólida y confiada de Bolivia porque se basa en derecho y en historia”, añadió.

También te podría gustar...