Bolivia cierra primera ronda de alegatos y Evo expresa confianza en el retorno al Pacífico

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz.- Tras dos jornadas en las que expuso los argumentos que sustentan la obligación que tiene Chile para cumplir con sus reiterados compromisos de entablar una negociación que resuelva la demanda marítima, este martes Bolivia cerró su primera ronda de alegatos orales en el Palacio de la Paz de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

En este jornada los abogados que representan al país enumeraron los reiterados compromisos unilaterales de Chile para atender este asunto, además de los pronunciamientos que en ese mismo sentido emitió la Organización de Estados Americanos (OEA). El presidente Evo Morales concluyó que en estas dos jornadas se demostró “con claridad y contundencia la obligación del Estado chileno de negociar”, por lo que expresó su “confianza y esperanza en que Bolivia vuelva al Pacífico con soberanía”.

Fueron dos días en los que el equipo juírico boliviano defendió lo escrito y sustentado en la memoria boliviana y respondió a la contramemoria chilena en el caso que fue presentado en 2013 ante la CIJ para que Chile honre sus ofrecimientos de negociar una salida soberana al Pacífico.

Los abogados Payavan Akhavan, Monique Chemillier, Remiro Brotons, Vaughan Lowe y Amy Sander tuvieron la misión de exponer frente a los jueces en La Haya, sede de la Corte, los argumentos que respaldan la demanda boliviana. El agente Eduardo Rodríguez comenzó el lunes esbozando lo que sería la estrategia a desarrollarse en estas jornadas.

“Bolivia no le pide a esta Corte que determine las modalidades especificas del acceso soberano al mar, simplemente le pide a esta Corte que Chile regrese a la mesa de negociación de buena fe y de manera acorde con sus compromisos reiterados en varias ocasiones a Bolivia para poner fin a su situación de enclaustramiento o falta de acceso al mar”, afirmó ese día.

Las audiencias empezaron a las 05.00, hora boliviana, y fueron seguidas en pantallas gigantes en las principales plazas de cada ciudad capital. En La Paz, durante los dos días, el vicepresidente Álvaro García acudió a la plaza Murillo acompañado de diferentes autoridades para seguir en directo el curso de los alegatos.

En La Haya, Morales y una comitiva oficial, entre ellos expresidentes, acudieron a la Corte junto al equipo jurídico. El mandatario estuvo en primera fila y al frente de los jueces escuchando la intervención de los abogados que exponían los argumentos en francés o inglés, lo que era traducido al español de manera simultánea. El canciller Roberto Ampuero preside la comitiva chilena.

“Obligación de negociar”, fue la frase ampliamente repetida durante estas dos jornadas. El lunes, Akhavan recordó las negociaciones antes y después del Tratado de 1904, mientras que Chemillier señaló que Chile tuvo dos objetivos: arrebatar el territorio boliviano y una compensación para que no perdiera su cualidad marítimo, lo que permanece irresuelto.

Remiro Brotóns hizo precisiones sobre el contenido semántico de las palabras inscritas en los documentos sobre negociaciones marítimas por la intención chilena de relativizarlas y restarles el valor jurídico en su traducción al inglés. Además reivindicó que las negociaciones políticas tienen su correlato jurídico en negociaciones como las registradas entre ambos Estados.

Morales ofreció a la conclusión de esa primera jornada una conferencia de prensa en la que llamó a Chile a dialogar para zanjar el diferendo vigente y buscar el camino para restablecer las relaciones diplomáticas rotas. En otra conferencia, este martes hizo un repaso de las negociaciones y reafirmó que generaron derechos jurídicos que hoy se reclama se cumplan.

Durante este martes, en el Palacio de la Paz los jueces internacionales escucharon los sustentos en la jurisprudencia de la propia Corte para defender los argumentos de que los compromisos unilaterales, acuerdos y práctica diplomática generan derechos. Además volvieron a aclarar que el Tratado de 1904, que fijó los límites entre ambos Estado, no está en cuestión en este juicio.

“¿Por qué Chile hizo ofrecimientos posteriores de resolver la demanda de acceso al mar? Con esa interrogante empezó sus alegatos Akhvan, mientras que Sander recordó que la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó resoluciones a favor de la solución del diferendo bilateral y que, incluso tres fueron aprobadas por el mismo Chile.

Bolivia: Chile no hubiese negociado si el Tratado de 1904 resolvía todos los asuntos

La Marcha Naval fue entonada y escuchada en La Haya, al igual que en Bolivia a la conclusión de los alegatos bolivianos. Ahora, entre el jueves y viernes, es el turno de Chile, que estuvo siguiendo atento las intervenciones de la parte demandante no solo en el Palacio de la Paz sino en Santiago, desde donde Sebastián Piñera volvió a reiterar que el territorio no está en cuestión.

La próxima semana empezará la segunda ronda con Bolivia, el lunes, y el miércoles con Chile. Luego, los jueces pasarán a deliberar para emitir una sentencia que se espera para este año.

La comitiva oficial, en la que están expresidentes, excancilleres, representantes de sectores sociales, universidades y gobiernos subnacionales, que viajó a La Haya prevé retornar en las próximas horas a La Paz para seguir desde aquí la segunda ronda de la participación boliviana en la CIJ.

También te podría gustar...