Gobierno pide la ¨pena máxima¨por actos racistas y discriminatorios

La Paz, 15 mar (ABI).- El presidente en ejercicio Álvaro García Linera pidió el jueves aplicar la «pena máxima» por actos racistas y de discriminación que ocurran en el país y llamó a la población a combatir ese delito, que a su juicio atraviesa todas las clases sociales y regiones, con todos los medios de manera «contundente y sistemática».

    El mandatario, en conferencia de prensa, pidió a las autoridades competentes aplicar la Ley de Lucha Contra el Racismo y toda forma de Discriminación en los últimos casos que sucedieron, entre ellos, al de la mujer que discriminó a otra de pollera en un bus de la ciudad de Santa Cruz.

    «Vamos a aplicar la Ley 045 Contra el Racismo y toda forma de Discriminación. Vamos a pedir a las autoridades competentes que se apliquen las penas máximas contra este caso y cualquier otro caso que vaya a surgir en cualquier otro departamento o región del país», dijo.

    La Ley 045 sanciona con una pena de tres a siete años de prisión a «la persona que arbitrariamente e ilegalmente, restrinja, anule, menoscabe o impida el ejercicio de derechos individuales o colectivos por motivos de raza, origen nacional o étnico, color, ascendencia, pertenencia a naciones y pueblos indígena originario campesinos o el pueblo afroboliviano o uso de su vestimenta o idioma propio».

    García Linera recordó que el racismo y la discriminación son «una herencia colonial» y una «tara social» que toda la población debe rechazar y no tolerar, porque -a su juicio- «es una enfermedad que no se puede irradiar».

    «El racismo atraviesa todas las clases sociales y todas las regiones y tiene que ser combatido de manera contundente y sistemática en todos los niveles sociales y en todas las regiones del país», instó.

    Para el presidente en ejercicio, el racismo y la discriminación también deben ser combatidos en la política y democracia, porque Bolivia es un país que tiene una «sociedad respetuosa tolerante y diversa».

    García Linera saludó al ciudadano que difundió en las redes sociales la discriminación que sufrió una mujer de pollera en un bus público de la ciudad de Santa Cruz, y llamó a la población replicar ese modo de denuncia para sancionar a los agresores.

    «Pido a los bolivianos de que apenas tengamos una denuncia de racismo todos mostremos una actitud de rechazo a esta forma de violencia, abuso, conculcación de derechos que no son propios de una sociedad democrática», indicó.

También te podría gustar...