Página Siete, hace “periodismo de guerra” contra Evo, según dos periodistas

PROGRAMA “ÁCIDO Y SULFÚRICO”, RADIO LASER, LA PAZ.-  El diario boliviano Página Site hacer “periodismo de guerra” contra el Gobierno de Evo, aseguraron los periodistas Andrés Sal.lari y Julio Peñaloza, en medio del intercambio de opiniones sobre la forma de periodismo que desde hace tiempo ejecutan algunos medios de Bolivia, abiertamente opositores; y cuando son cuestionados se defienden diciendo que son “independientes”.

El diálogo entre ambos comunicadores surgió luego de que el Presidente de Bolivia Evo Morales, este fin de semana, acusó al diario Página Siete, ligado a un empresario que tuvo vínculo con los gobiernos neoliberales, de mentir tres veces en menos de una semana.

Morales desafió al dueño de Página Siete a un debate para demostrarle que su diario miente permantemente y lo calificó de pro chileno y pro yanqui (norteamericano).

Sal.lari y Peñaloza también hicieron referencia a una nota de opinión del ex director de Página Siete, Juan Carlos Salazar, sobre “Periodismo y poder: palabras veraces en medio de la posverdad”.

Aquí parte del diálogo transcrito:

Julio Peñaloza: Juan Carlos Salazar en su momento fue corresponsal de la agencia alemana de noticias DPA en México, cuando todavía Juan Carlos Salazar, junto con Ana María Romero de Campero, Harold Olmos, el propio Humberto Vacaflor, Juan León, eran periodistas de izquierda en tiempos de Torres contra Banzer, y transcurridos los años, con la llegada de Evo Morales al poder se han convertido en funcionales del orden establecido, de la derecha mundial, y de los preceptos neoliberales que marcan que el mercado es el mejor agente de la administración de una sociedad a partir de la oferta y la demanda. Estos neoliberales se empeñan ahora en asociar posverdad con populismo, las “brillantes” conclusiones de Salazar, además con la acotación de Carlos Mesa, que el Gobierno está detrás de ciertos medios de comunicación que van contra su línea y que los quiere hacer desaparecer, los quiere demoler.

Andrés Sal.lari: Desconocer que los medios de comunicación a nivel global tienen desde siempre intereses políticos, y que operan en función de esos intereses, e insistir en que todo forma parte de una persecución de líderes políticos intolerantes y totalitarios contra esa prensa libre e independiente, me parece de una hipocresía sin fin, que no aporta nada a un debate serio sobre la sociedad que tenemos, donde además los medios cumplen una función tan importante de construcción de sentidos comunes.

Negar que haya intereses políticos detrás de los medios, después de que el director del periódico Clarín de Argentina, que es un conglomerado de medios muy poderoso, admitió que hicieron y que hacen periodismo de guerra en contra de un espacio político como el kirchnerismo, que la única lógica sea “Evo es malo y nos ataca porque somos libres e independientes”, realmente ¿podemos seguir sosteniendo un discurso como ese?

Julio Peñaloza: En el tema puntual al que se refiere Salazar, un “X” individuo que se hace llamar periodista o quiere hacerse llamar periodista, cuando en realidad es un opinador, que se llama Carlos Valverde Bravo, en determinado momento denuncia un supuesto tráfico de influencias por una supuesta relación y un supuesto hijo entre Evo Morales y una señora de nombre Gabriela Zapata, transcurridos los meses luego de la operación político – mediática, en que se intriga, se sigue mintiendo sistemáticamente y se quiere forzadamente intentar demostrar tal cosa, resulta que ese mismo individuo que se llama Carlos Valverde Bravo, dice que no, que no había habido tal hijo, ¿quién mintió entonces?

Andrés Sal.lari: ¡No, es una vergüenza!

Julio Peñaloza: ¿De qué está hablando Juan Carlos Salazar? Hay que tener sangre en la cara para hablar. Recuerdo perfectamente, en el documental que usted hizo, Salazar dice “No, nosotros no le tiramos pelota a Valverde”, y a continuación de sus expresiones, de sus dichos aparecen seis o siete titulares, varios de ellos en apertura de edición,  con cosas vinculadas a dichos de Carlos Valverde sobre el tema Zapata.

Andrés Sal.lari: Es una vergüenza el tratamiento informativo de Página Siete. Ayer hubo una mención del Presidente criticando a Página Siete, y hoy -cosa bastante rara- el presidente del Directorio de Página Siete sale a hacer una mínima declaración, dice Raúl Garáfulic: Página Siete desarrolla su trabajo informativo en un marco de respeto hacia todos los ciudadanos, incluido el Presidente. Es una pena que él no actúe de la misma manera. El Presidente asume que yo escribo el periódico, pero está mal informado, la directora de Página Siete junto a su equipo son quienes lo hacen.

Esto que decíamos la semana pasada, la hipocresía, tenemos que democratizar el discurso, ser un poco más sinceros.

¿Por qué no le llevamos un currículum a Garáfulic? A lo mejor nos pone a nosotros de directores. Claro, seguro, como a él  no le interesa…

Julio Peñaloza: Claro, ¿cuál es la queja del Presidente? Que hacen un cuadro comparativo diciendo Carlos Mesa encabeza a los tuiteros de Bolivia, y Evo Morales es segundo, pero no hacen la diferenciación de matiz fundamental que Carlos Mesa está seis años en el Twitter y Evo Morales comenzó hace un año, y Evo Morales tiene 265 mil seguidores contra 300 y pico mil de Carlos Mesa, pero casi casi lo está alcanzando en un año. A eso se refiere Evo Morales cuando critica a Página Siete, porque una media verdad termina siendo peor que una gran mentira.

Andrés Sal.lari: Pero esto es de todos los días, nosotros se lo contamos acá, todos los días la posición en contra, con una clara direccionalidad política.

Nunca van a asumir, ni Juan Carlos Salazar ni Isabel Mercado ni nadie lo que hizo el director de opinión de Clarín, que dijo “hicimos periodismo de guerra”. Página Siete hace periodismo de guerra contra el Gobierno de Evo Morales.

Julio Peñaloza: Y miente todos los días, y manipula, y se empeña en buscarle el pelo a la leche, a lo que está bien, más o menos bien le busca la manera de sacar que el tema está mal, y así sucesivamente en absolutamente casi todo.

Andrés Sal.lari: Hay que ampliar el debate, desde los gobiernos de izquierda no se ha construido un sistema de medios más fuerte que el de ellos, y eso es un problema, porque estamos siempre contestándole a Página Siete, o a Clarín, o a O Globo, ¿y nosotros qué hicimos? Y ese es un problema. Y a Página Siete le encanta que venga Evo y le critique, y que nosotros hablemos todos los  días de las barbaridades que publican, porque les hacemos publicidad, y no leemos el periódico Cambio.

Julio Peñaloza: En ese sentido habrá que ser implacablemente autocríticos, el Gobierno boliviano no ha construido un sistema de comunicación oficial que no sea propagandístico, que sea periodístico, que genere debate, y que defienda el discurso oficial con inteligencia periodística. Lo hace con consignas propagandísticas, y eso no funciona.

También te podría gustar...