Estado Plurinacional de Bolivia junto a sus hijos residentes en el exterior y el derecho a la identidad

No sólo se trata de contar con un documento de identidad vigente del país de origen, es el ejercicio de un derecho a la identidad. Durante muchos años el Estado no sólo estuvo lejos geográficamente de sus hijos expulsados al exterior en búsqueda de mejor vida sino que nunca se acercó con la gestión y atención administrativa. Hoy la Diplomacia de los Pueblos significa estar con los servicios consulares en el lugar en el que viven y trabajan los compatriotas bolivianos que emigraron, especialmente, hace mucho tiempo.

Una de las muchas tareas que se cumple en un Consulado Boliviano es permitir a sus connacionales el acceso a todos los documentos de identidad. Los bolivianos en el exterior ya no tienen necesidad de hacer largos viajes a su patria para tener un documento. Su Consulado le da todos esos servicios y bajo aranceles, en muchos casos, simbólicos, si comparamos con otros países.

En el Consulado de Bolivia en Rosario existe el criterio de no sólo esperar a los hermanos bolivianos en nuestras oficinas centrales sino de ir hacia ellos. Por eso el trabajo de Consulados Móviles que se desplazan a 300 o 900 kilómetros. Y ahora ese trabajo se cumple junto al Servicio General de Identificación (SEGIP). De esta tarea, hay grandes testimonios emocionantes. Ahora van solo tres publicados en esta jornada de martes a través de nuestra cuentas en Facebook y Twitter.

TIENE 73 AÑOS, RESIDE EN ROSARIO DESDE HACE 70 Y DESPUES DE 39 AÑOS RENOVO SU CEDULA DE IDENTIDAD

Carlos Víctor Nava Flores, Orureño, junto a su padre, un zapatero paceño, emigraba de Bolivia a Buenos Aires en 1947 pero por algunas razón del destino se quedó en Rosario, ciudad construida a orillas del río Paraná. 
Nos contó que durante los 70 años de inmigrante en la Argentina, sólo dos veces viajó a Bolivia. La última vez fue hace 39 años. Desde entonces no había renovado su Cédula de Identidad. En la tarde de este martes, en menos de 10 minutos, el Consulado le dio un Certificado de Nacimiento (SERECI) y el SEGIP el documento indefinido. Don Carlos es químico industrial. 
“No puedo creer que me hayan dado mi Cédula en unos minutos. Esperé 39 años. Estoy feliz de los cambios en Bolivia a favor de la gente. Esto, antes, era imposible. Los bolivianos en el exterior sufríamos mucho para tener un documento. Ahora tenemos todo a nuestro alcance en un Consulado”, comentó. “Ahora contaré a mis amigos rosarinos”, agregó y se dejó tomar fotos para compartir su alegría.
Fue un cierre emocionante de dos días de trabajo entre el Consulado y el SEGIP en Rosario. Ahora quedan cinco días más de documentación en 4 ciudades del litoral argentino.

DIEGO ALFREDO CONTRERAS CAIHUARA, UN ARGENTINO QUE SE HIZO BOLIVIANO

Nació hace dos años en la Argentina. Sus padres son de Potolo, Chuquisaca. Trabajan en Nueva Alberdi, en las afueras de Rosario, fabricando ladrillos. En el marco de la Constitución Política del Estado Plurinacional y las leyes bolivianas, el Consulado de Bolivia le inscribió, gratuitamente en los libros del SERECI y le entregó el Primer Certificado de Nacimiento Gratuito que le permite la Doble Nacionalidad. 
Luego de ello, el SEGIP le otorgó la primera Cédula de Identidad como ciudadano boliviano.
Sus padres, Cristóbal Contreras Albornoz y Cristina Santusa Caihuara, también renovaron sus documentos sin viajar a Bolivia porque el Estado Plurinacional está junto a sus hijos por más lejos que estén. 
Emitir o renovar documentos, donde viven y trabajan, no sólo les ahorra tiempo y dinero, a nuestros compatriotas, sino, sobre todo, les permite ejercer el DERECHO A LA IDENTIDAD.

58 AÑOS VIVIENDO EN ARGENTINA Y AHORA PUDO RENOVAR SU CEDULA BOLIVIANA

Doña Constancia Montaño reside en la Argentina desde hace 58 años. 
Primero llegó, cuando era niña, junto a sus padres, a Salta. Luego a Rosario. 
Es de Punata, Cochabamba. Tiene dos hijas argentinas. Y hoy, martes, gracias a la presencia del Estado Plurinacional en el lugar en que viven y trabajan los bolivianos en el exterior, a través del Consulado y SEGIP, pudo RENOVAR su Cédula de Identidad de nuestro país. Ya le corresponde el documento INDEFINIDO. Es decir ya no tendrá que renovarlo. 
Este es uno de los tantos casos que se vive en la segunda jornada de documentación en el Consulado de Bolivia en Rosario. 
Mañana estaremos trabajando en Rafaela, a 270 kilómetros de aquí; pasado en Monte Vera y el fin de semana en Corrientes, a unos 900 kilómetros.

También te podría gustar...