Política migratoria de Macri: No debe ser así la cosa, por Juan Carlos Malgesini

http://www.rionegro.com.ar/cartas/no-debe-ser-asi-la-cosa-CE2161499.- Por falta de capacidad operativa del Ministerio de Seguridad de la Nación, el país tiene un grave, profundo y lamentable incidente diplomático, y en los puestos fronterizos con nuestros países vecinos –comentado en todas las redes informáticas del mundo–.

La situación más sensible se ha producido con nuestros hermanos bolivianos, provenientes de un país amigo –si los tenemos– que cuando fue lo de Malvinas nos ofreció veinte mil soldados, que Galtieri no aceptó y creo que tampoco agradeció. Los bolivianos que conozco de Neuquén, Chubut y Río Negro, generalmente en núcleo familiar, se dedican a los frutales y las hortalizas, como en Viedma y su zona de chacras. Muchas de las que se hallaban abandonadas o eran utilizadas por sus “dueños” para comer asado los fines de semana ahora los bolivianos las tienen florecientes.

Y es gente tranquila. Si entran coca por nuestra frontera con Bolivia, será porque los gendarmes están ocupados en Buenos Aires y Gran Buenos Aires atendiendo a los piqueteros en las rutas y la delincuencia en general, quedando resentida nuestra seguridad fronteriza.

Los hermanos paraguayos, que también cayeron en la volteada de la ministra Bullrich, seguramente junto con las bases de EE. UU. deben utilizar o contrabandear drogas, y la frontera es un colador, Gendarmería adolece de lo mismo que en la frontera Boliviana.

Con Brasil, lo mismo. Pero quiero dar un ejemplo: en los 90 viajé a Brasil, donde adquirí en Uruguay u$s 6.500 en ropa efectuando una operación de acuerdo a la ley, pagando un despachante de aduana, etc. Cuando llegó el momento de enviar la mercadería a la Argentina, fui a una empresa brasileña (con tres cajas por 100 kg), presenté todos los papeles en regla y me dijeron: “No podemos llevarle esa carga porque le saldrá muy caro el flete. Salvo que la despache ‘en negro’, y así se la llevamos a domicilio en Argentina por muy poco dinero…”. Les dije que no, pensaba seguir importando legalmente. Y el despachante –muy risueño– me dijo que lo dejara en sus manos: contrató a la empresa argentina Andreani –yo me desentendí y viajé a Neuquén–. Como no llegaba la mercadería fui a ver a Andreani en Neuquén y ni noticias. Llamé al despachante de Brasil y me dijo: “De aquí salió todo en tiempo y forma al otro día de que usted se fuera… pero tenemos noticias de que el camión de Andreani fue detenido en Zárate porque llevaba contrabando. Quédese tranquilo que su mercadería no se la pueden tocar porque está todo en regla”.

Luego de un mes tuve que pedirle a mi familia en Buenos Aires que fuera a Zárate con toda la documentación que les envié y allí la Gendarmería y/o la aduana le entregaron la mercadería que se hallaba desparramada en el suelo de un galpón y con faltantes. Así se me fueron las ganas de hacer negocios en el Brasil.

Por las otras fronteras: cuando fue lo de Malvinas, los ingleses enviaron un submarino con “personajes” que tenían que tomar un avión urgente… Ahí los atendieron. El otro gran país recibió a los bombarderos Camberra, que nos bombardearon los radares en Malvinas y los reabastecieron para que pudieran cumplir la misión. Los chilenos –todos lo sabemos– patearon para los ingleses, no fue casual que Pinochet se encontrara seguro en el Reino Unido. Ahora el acceso por Cardenal Samoré no da abasto para los argentinos que van a comprar electrodomésticos a Chile… y así las cosas.

Pregunto: ¿Argentina habrá agradecido al Perú por habernos enviado sus mejores aviones como reacción frente a Malvinas? La ministra de Seguridad pone en el mismo saco a Perú y Bolivia… O creo que últimamente como Estado dejamos mucho que desear, y como en el tiempo de Menem pretendemos tener “relaciones carnales” con EE. UU. cuando esa nación nos traicionó durante la guerra de Malvinas, brindándoles la totalidad del suministro de combustibles, munición, etc., cuando la flota inglesa pasó para Malvinas
–unos ciento treinta barcos–, a la vez que nos notificaba que apoyarían a Inglaterra. ¿Esos son nuestros amigos?

Juan Carlos Malgesini

DNI 4.673.429

También te podría gustar...